Trucos para no perder el foco (en el momento correcto)

En los últimos tres años he visto como cada vez más me cuesta mantener el foco para trabajar. En chiste y no tanto digo que padezco un severo caso de ADD (Attention Deficit Disorder). En realidad tan severo no es, pero le pega en el poste.

Por ello siempre trato de identificar trucos, rutinas o costumbres que me permitan sortear este tema que no precisamente me hace la vida más cómoda. La semana pasada tomé algunas decisiones al respecto, que me parece que están dando resultado, no solo en cuanto a bajar el nivel de horas de trabajo semanales sino tambien en cuanto a la efectividad de lo que uno hace, que es lo importante.

No voy a contar todos los trucos para no perder la magia de algunas cosas pero si uno que es el que más felicidad agrega a mi vida. Desde la semana pasada decidí no tener ningún compromiso de escritura los fines de semana. Hasta hace unos días, llegaba el viernes y le decía a la gente, “no te preocupes, el fin de semana lo armo”, o “dejame que lo miro el sábado, total tengo tiempo y te doy una opinión”. Esta práctica tenía como consecuencia directa la obligación de trabajar varias horas durante los supuestos días de descanso que todos tenemos. Sin embargo, para los que manejamos nuestro propio show y amamos lo que hacemos eso no debiera ser un problema, es lo normal y hasta diría que es lo que debemos hacer si queremos tener éxito.

Pareciera ser que no alcanza con 40/50 horas laborales a la semana. Esto no solo es un cliché del ecosistema emprendedor sino que a mi entender es una manera que tienen las personas que no se enfocan en justificar su dificultad para no lograr hacer las cosas que realmente tienen que hacer.

Lo que descubrí en mi caso particular es que el problema no está en trabajar el fin de semana sino en comprometerme a hacer trabajos escritos el fin de semana. Básicamente, si en la semana me comprometo a terminar o entregar algo, la otra persona me llamará para saber si está listo, tendremos una reunión de entrega o habrá un deadline para enviar un mail. En el fin de semana, salvo casos muy extraños, el deadline recién es el lunes a la mañana, por lo que en teoría cuento con 48hs completas para terminar lo que dije que iba a hacer.

Dicho de otro modo, escribir el fin de semana genera el contexto ideal para procastinar. Salvo que tu mujer o tus hijos te exijan mucha atención, que afortunadamente no es mi caso, uno tiene todo el sábado o el domingo para entregar lo prometido y podría si quisiera pasarse todo el día haciendo que escribe solo sabiendo que el lunes 8AM tiene que estar listo. En cambio, en la semana eso no pasa, todos los días tenemos que cumplir con fechas y plazos y obviamente debemos trabajar bajo mayor presión. Sin discutir si los resultados son mejores o peores, en general cumplimos satisfactoriamente con esas exigencias.

Entonces ante esto me di cuenta que para mi propio bien y el de mi trabajo no tenía sentido mantener esta práctica y era mejor directamente separar bien claro las actividades de fin de semana de las semanales. En la semana se escribe, se tienen reuniones, se cumple con los plazos; en el fin de semana se lee, se reflexiona, se descansa.

Después de esta primera vez, me levanté hoy lunes no solo con la sensación del deber cumplido sino con mucha fuerza para arrancar esta semana.

 (post escrito en 25min mientras desayunaba)

About these ads

8 pensamientos en “Trucos para no perder el foco (en el momento correcto)

  1. jaja muy buena catarsis matinal!! Muchas veces me sucede lo mismo y recuerdo la ley del 80/20 que dice: una persona hace el 80% de las cosas del día en el 20% de su tiempo disponible. Es decir, hacés “casi” todo lo que deberías hacer en ¿9hs? en solo 2hs… y compruebo que se cumple!!
    Por otro lado, el viernes Stanislao Bachrach en su columna semanal en Perros de la Calle habló sobre la neurociencia aplicada a la optimización de tiempo en el laburo para no perder el foco. MUY BUENOS sus 3 consejos!! si podés conseguite el audio que fue BRILLANTE!
    Slds y buena y “focalizada” semana! :)
    DP

  2. Pingback: March 5, 2012 … para releer! : LatamTech.Biz

  3. Lo más importante es poner el límite a la carga de tiempo dedicada al trabajo, sí Pero después yo tengo un dilema: si bien seguir el schedule normal y mayoritario (Lu-Vi, 9-18hs) simplifica el control de la carga temporal, facilita compartir cosas con familia y amigos (en la medida en que éstos siguen la misma rutina) y facilita la interacción con la gente con la que uno trabaja, así estás resignando la libertad en el manejo del tiempo que es una de las grandes ventajas del free-lancer (aprovechar la “banda negativa” en el club, escaparse de la ciudad a mitad de la semana, hacer trámites personales en horarios no saturados…)

  4. Yo personalmente prefiero tratar de seguir el schedule normal y mayoritario, Eso no quita que pueda darme gustos cada tanto SIN CULPA, me parece que son compatibles porque siempre podés compensar (como ayer que me quedé hasta las 3AM laburando para entregar un ppt ; b )

  5. Muy buen consejo! Me viene al pelo justo ahora que estoy empezando a manejar mis horarios.
    Lo importante es, ya sea que uno decida trabajar o descansar según su ritmo se lo permita, priorizar lo importante ante todo, porque lo normal es que absorbamos mayor carga de trabajo de la que podemos ejecutar.
    Siempre me acuerdo de la historia de la jarra y las piedras (http://www.askalana.com/stories/jar.shtml) cuando tengo mucho trabajo y me ayuda ordenarme.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s